Featured Posts

To top
11 Sep

Prada sigue en dificultades los primeros seis meses de su ejercicio 2017

Prada, que aún pasa por momentos difíciles desde que comenzara el año, quiere invertir en su presencia digital para recuperar el terreno perdido. Mientras que la mayoría de sus competidores empezaron el año con crecimientos récord, el grupo de lujo italiano sufrió los seis primeros meses de su año fiscal con un volumen de facturación y beneficios que una vez más cierra a la baja, según resultados publicados el viernes.

 

La marca Prada registró una caída del 5% en las ventas durante el primer semestre – Prada Group

El Grupo Prada sufrió una caída del 5,5% en sus ingresos, que cayeron a 1.468 millones de euros, y del 18,4% de su beneficio neto hasta los 115,7 millones de euros en el primer semestre del año, entre febrero y julio. Esta es una cifra muy inferior a los 140 millones de euros previstos por los analistas de Factset Estimates.

La rentabilidad siguió disminuyendo en los primeros seis meses, con un margen de explotación (Ebit) que cayó un 21,9% hasta los 166,8 millones de euros, y un beneficio bruto de explotación (EBITDA) de 279,6 millones de euros (-19,1%).

Sin embargo, el margen bruto de la empresa aumentó hasta el 74,1% de las ventas frente al 72,2% en el mismo período del año anterior, gracias a una bajada en las ventas y un mejor control de costes, así como una racionalización de su red de ventas.

Durante el período, se inauguraron seis puntos de venta y se clausuraron 13, con lo que el número total de tiendas llegó a 613. Las tiendas Miu Miu, en particular, se someterán a una renovación importante. Las ventas minoristas, que representan el 82% de las ventas totales, cayeron un 8% en el primer semestre, mientras que las ventas al por mayor aumentaron un 4,5%.

En términos geográficos, el grupo, que cotiza en la bolsa de Hong Kong y también es propietario de las marcas Church’s, Car Shoe y Pasticceria Marchesi, tuvo problemas particularmente en Japón (-14,2% a tasa de cambio constante), en el Medio Oriente (-13,1%), Europa (-6,6%) y América (-5,8%).

La línea juvenil de Miu Miu sufrió una caída del 10,2% en sus ventas, mientras que las de la marca principal Prada cayeron un 5%.

 

El grupo italiano paso por momentos difíciles en la primera mitad de su año fiscal – Prada Group

No obstante, cabe resaltar la inversión en Asia-Pacífico, su segundo mercado (32% de las ventas totales) después de Europa (38%), con ventas estables para el primer semestre (-0,6%) y una recuperación neta en la Gran China (+5,2%). No obstante, la directora financiera, Alessandra Cozzani, resaltó los buenos resultados en países como Portugal, Turquía, Canadá o América Central.

Aún en plena mutación, el grupo italiano mantiene su estrategia de relanzamiento, al enfocarse principalmente en el comercio electrónico, que se extenderá en todos los mercados de aquí a finales de 2018. También reforzará la integración entre las ventas online y las ventas físicas. La empresa, además, ha puesto en marcha diversas medidas como “una oferta ampliada de productos en un nivel de precios más alto” y una nueva experiencia para el cliente en torno a un nuevo concepto de tienda.

“Estamos en una fase de profundo cambio. Nuestra estrategia basada en la integridad y el valor de nuestra marca es la mejor vía para regresar al crecimiento estable, incluso si toma más tiempo de lo esperado”, explicó el director de Prada, Patrizio Bertelli, a la vez que se mostró optimista sobre el crecimiento a largo plazo de la marca.

Mainstream
No Comments

Leave a reply