To top
4 Jul

Christian Dior se inspira de las cariátides para su Alta Costura

El arte de utilizar referencias artísticas para inspirar moda innovadora rara vez se ha expresado mejor que en el último show de Alta Costura de Christian Dior, donde el tema principal fue la complementariedad de las profesiones y las habilidades en la arquitectura y en la moda.

Esta Alta Costura arquitectónica es la última pasarela memorable realizada por la diseñadora Maria Grazia Chiuri y ha sido presentada en un escenario desarrollado por Penny Slinger al interior de los grandes salones de la boutique de la firma en la Avenida Montaigne.

Irónicamente, el espectáculo se llevó a cabo pocos días antes de que la casa comenzara una reconstrucción masiva de su sede histórica en la Avenida Montaigne.

La colección se remonta a los días de gloria de Monsieur Dior y a su obsesión por el negro, ya que tres cuartas partes de los looks eran de ese color. Sin embargo, esto era muy Dior en los términos de Chiuri, centrándose en una visión elegante de la feminidad moderna.

Ella hizo referencia al famoso crítico de arquitectura Bernard Rudofsky, que veía la ropa como construcciones creativas que imaginaban formas completamente nuevas para la silueta humana.

Chiuri puso a prueba a su atelier con unos looks estupendos, hechos con una corsetería interior perfecta y con extravagantes vestidos fluidos. Lo más revelador fue las femme fatale, con un look de viudas escocesas, que portaban vestidos hasta el piso en fabulosas combinaciones de malla, gasa, plumas lacadas, guipures intensos y encajes tejidos.

«Es respetar y saludar a todas las grandes mujeres y musas de la casa de Dior», dijo Chiuri, cuyo único lamento fue que tuvo que realizar un segundo show, debido al espacio restringido dentro del histórico salón de Dior.

«Un vestido es una obra de arquitectura, concebida para hacer más sublimes las proporciones del cuerpo de una mujer», fue la citación de Monsieur Dior incluida en las notas del programa.

Monsieur, como lo llaman en Dior, seguramente hubiera amado el final. Un último pasaje con una réplica exacta de un corsé en oro del número 30 de la Avenida Montaigne, el edificio original que Dior eligió después de la guerra para albergar su casa de Alta Costura.
 
La boutique insignia de Dior será remodelada y permanecerá cerrada durante más de un año. Durante ese tiempo, Dior abrirá una gran pop-up store en el número 127 de la Avenida de los Campos Elíseos, encima de la cual se ubicarán las oficinas de los altos cargos ejecutivos.
 
«Estaré encima de la tienda con mi propia llave para bajar. Y abriremos el lunes 15 de julio, la mañana después del Día de la Bastilla», explicó el director ejecutivo, Pietro Beccari.

Mainstream Fashion Magazine
No Comments

Leave a reply