Featured Posts

To top
19 Sep

Hannibal Laguna y Jorge Vázquez, vida entre las flores en la MBFWM.

Hannibal Laguna celebra sus 30 años en el mundo de la moda en un momento pleno en el que diversifica actividad hacia el diseño de complementos, los zapatos y una línea de fragancias que ha lanzado en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

“Las flores son el hilo conductor de mi carrera”, es el argumento de Laguna para destacar que, en esta ocasión, también las flores toman el protagonismo en sus tejidos.

El venezolano sigue fiel a su esencia para vestir a una mujer femenina, con sedas, bordados y pedrería. La colección, “Hannibalismo”, que no pretende ser una retrospectiva de sus vestidos de pasarela, muestra la evolución del creador y evidencia el “nacimiento, la adolescencia y madurez de la firma”.

Sus estudios de arquitectura le han llevado a realizar una costura que abraza el cuerpo femenino para ajustarlo. “Una mujer no deja de ser buena profesional por hacer gala de su feminidad”.

Las flores están presentes en los estampados pero también en sus bordados, en los que ha recreado la primera flor que confeccionó con retales de la fábrica de su familia, y que le regaló de niño el Día de la Madre.

“Mi madre la tenía guardada en una caja, entre las páginas de una libreta, como si fuera una flor natural”, comenta emocionado, mostrando la que hoy recrea en guipur y neopreno cortado al láser. “Mi primera toma de contacto con la moda”, afirma mientras, con el recuerdo fresco, concluye con humildad: “Nunca pensé en llegar donde estoy”.

Hannibal Laguna celebra sus 30 años en el mundo de la moda en un momento pleno en el que diversifica actividad hacia el diseño de complementos, los zapatos y una línea de fragancias que ha lanzado en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

“Las flores son el hilo conductor de mi carrera”, es el argumento de Laguna para destacar que, en esta ocasión, también las flores toman el protagonismo en sus tejidos.

El venezolano sigue fiel a su esencia para vestir a una mujer femenina, con sedas, bordados y pedrería. La colección, “Hannibalismo”, que no pretende ser una retrospectiva de sus vestidos de pasarela, muestra la evolución del creador y evidencia el “nacimiento, la adolescencia y madurez de la firma”.

Sus estudios de arquitectura le han llevado a realizar una costura que abraza el cuerpo femenino para ajustarlo. “Una mujer no deja de ser buena profesional por hacer gala de su feminidad”.

Las flores están presentes en los estampados pero también en sus bordados, en los que ha recreado la primera flor que confeccionó con retales de la fábrica de su familia, y que le regaló de niño el Día de la Madre.

“Mi madre la tenía guardada en una caja, entre las páginas de una libreta, como si fuera una flor natural”, comenta emocionado, mostrando la que hoy recrea en guipur y neopreno cortado al láser. “Mi primera toma de contacto con la moda”, afirma mientras, con el recuerdo fresco, concluye con humildad: “Nunca pensé en llegar donde estoy”.

Mainstream
No Comments

Leave a reply